Historia

Localización

Gentilicio: alberiqueny/alberiquenya o alberiquer/alberiquera

Escut Municipal d’Alberic

El primer document on apareix l’escut municipal data del segle XVI, encara que la seua configuració només representa un arbre emmarcat dins d’un oval. 

La configuració actual recull diverses incorporacions.  La corona reial fa referència a la incorporació d’Alberic a la corona, la qual es produeix l’any 1837, després d’un plet mantés entre els veïns i la casa d’El Infantado que va durar setenta anys.  L’orla que emmarca l’arbre sembla també del segle XIX.  No està datada la incorporació de les dos rames situades a la part inferior de l’escut, les quals representen l’olivera i el llorer, respectivament.

Respecte a la simbologia de l’arbre, la interpretació moderna remet a la morera, atés que el seu cultiu sigué fonamental per a la cria del cuc de seda, de gran importància per a l’economia local des del segle XVII fins a la fi del segle XIX, quan el seu cultiu és substituït massivament pel del taronger. No obtant això, la simbologia original correspondria a l’alber o emblema parlant.

Historia

El  término  municipal  de Alberic tiene  dos  zonas  claramente diferenciadas desde el punto de vista orográfico: una zona montañosa delimitada por la Acequia Real del Júcar, y una plana aluvial que ocupa la mayor part del término y que está delimitada por el río Jucar.al este y al sur, i por el río Verde al norte. La Acequia Real, que marca el tránsito de la montaña a la planície, tiene una gran importancia para el municipio, ja que es donde nacen casi todas las acequias i canales que covierten el término en regadío.

Por lo que respecta al orígen del topónimo, se ha especulado con diversas interpretaciones: un posible origen germánico, como nombre propio o de linaje o  bien  un  orígen  árabe,  más  probable,  como  la  etimología  árabe  Al-barid  -según la historiadora Carme Barceló- que significa "la posta" y que podria estar relacionado con la existencia de una guarnicion de soldados que debían controlar el paso del río Jucar. Desde el año 1992, la denominacion oficial del municipio es Alberic.

La poblacion conserva restos de la Edad del Bronce valenciano en la Coroneta del Rei, paraje protegido de la partida de la Montaña, y elementos romanos de los siglos II y III d.C. en la partida de Benifaraig. En el Llibre del Repartiment encontramos documentación histórica en la que Jaime I otorga esta alquería a Lope Ferrenc de Lucernic. La demarcacion territorial de Alberic en  la epoca, conocida como las Baronias, comprendia además las poblaciones de Gavarda, Alcosser y Alasquer, creandose como tal demarcacion en 1244 y cambiando a menudo de propietarios hasta el siglo XVII.

Con la expulsion de todos los pobladores musulmanes o moriscos (1609), Alberic quedó casi completamente despoblado, lo cual interrumpió la actividad socioeconómica de la poblacion. A partir de 1612, con la nueva repoblacion, se ira desarrollando, debido sobre todo a la elevada tasa de productividad agricola, fundamentalmente el cultivo de la morera y del arroz. Para compensar los efectos causados por la expulsion de los moriscos, en 1614 el rey Felipe II de Valencia hizo donacion de la villa al duque Juan Mendoza, pasando a formar parte de la casa ducal castellana de El Infantado.

Hacia el 1764, el pueblo inició un pleito, que durará unos setenta años, para conseguir que alberic fuese incorporado a la corona, privilegio que obtuvo definitivamente el 1836, tras comprar el señorío a los duques del Infantado.

La aspiracion de Alberic por ser villa real es una de los pasajes mas densos y destacables de toda su historia, jugando un papel decisivo en este proceso el destacado abogado alberiquense y diputado por las Cortes de Cádiz, Antonio Lloret.

Debido a la mortalidad ocasionada por el cultivo del arroz, el número de habitantes no aumenta casi por el tiempo, aunque a causa del rendimiento arrocero, sobretodo por el plantel de excepcional calidad que se exporta, se produzca mucha inmigracion, sobre todo en el siglo XVIII. Valga de muestra el hecho de que desde 1739 hasta 1795 tan solo se produce un aumento de 160 familias. El botanico Cabanilles hace constar en su observaciones lo siguiente: "...los trabajos siempre urgentes e incesantes que dicho cultivo exige al labrador son un atentado constante contra la salud y la vida, metido constantemente en agua y cieno, trabaja agachado en arco, con brazos y cabeza bajos, y asi planta, siega, cava y realiza todas sus labores sin descanso, cercado de agua en atmosfera pestilente y sofocado por el sol". Más adelante, Cabanilles habla de Alberic como "sepulcro humano", y los vecinos aun pronuncian el dicho "si vols riure poc i fer-te ric has de vindre a Alberic."

Alberic, que siempre ha sido un pueblo liberal, se vio inmerso y sufrió grandes vejaciones durante las guerras civiles del siglo XIX, recibiendo diversas intrusiones carlistas durante la primera guerra carlista, por lo que se tomó la decision, en 1839, de amurallar la villa con una tapia de tierra y un foso, dejando puertas practicables y construyendo un fuerte. De esa muralla se conservan algunos restos aislados muy  bien conservados. restos. Durante la tercera guerra carlista, Alberic sufrio el ataque mas violento. En 1873, haciendo gala de gran crueldad, el guerrillero carlista Pascual Cucala  entró en el pueblo con sus tropas.

Por lo que respecta a la economía, fue muy importante la cría del gusano de la seda hasta finales del siglo XIX, en que fue subsanada masivamente por el naranjo. Este cambio de actividad también propició, durante la primera mitad del siglo XX, la desaparición del cultivo del arroz, lo cual favoreció una disminución de la mortalidad, aunmentando la poblacion un 40% hasta mediados de siglo. En 1960, Alberic tenia 7945 habitantes, dos mil más que en 1900.

Por el gran numero de jornaleros agricolas que tenia el municipio, durante el periodo 1936-39 adquirió gran importancia el movimiento socialista, asi como la industria de guerra.

La segunda mitad del siglo XX se caracteriza por el paso de una economía agrícola a otra industrial y de servicios. Actualmente, estos sectores dan trabajo a gran parte de la población.

Toponímia d’Alberic

Toponímia dels Pobles Valenciana. Alberic, la Ribera Alta. Publicacionsde l’Acadèmia Valenciana de la Llengua.Recull i text: Silvia Miralles Briz.Fullet d’onomàstica.Col·labora: Ajuntament d’Alberic.

Lu Ma Mi Ju Vi Do
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda